Evaporador 420B de SMI®

Nuestro 420B está montado sobre un brazo, plataforma y base que se puede elevar y bajar, además de orientarse en diferentes ángulos horizontales y verticales. Construido en acero galvanizado, el 420 tiene un gato mecánico fácil de usar, recubierto en acero inoxidable y un estable sistema libre de contrapeso fabricado en hormigón armado. Los sujetadores y cadenas de seguridad en acero inoxidable son estándar. Se puede obtener una construcción con materiales especiales a pedido.

El evaporador 420B de SMI tiene los siguientes beneficios y características:

Alta Perfomance: una hélice de alta velocidad rotando a 3600 rpm, genera una óptima distribución de las gotas de agua para su evaporación. Se han obtenido promedios anuales de regímenes de evaporación de hasta 70%, siendo los valores típicos de entre 25% y 60 %, dependiendo de factores tales como temperatura ambiente, humedad relativa, viento y composición del agua. En general, a condiciones más cálidas y secas, más altos son los valores de evaporación.

Baja Presión: el Evaporador 420B de SMI puede trabajar en forma efectiva con presiones de entre 20 y 120 psi. Esto se traduce en grandes ahorros de bombas y cañerías debido a que no se necesitan sistemas de alta presión.

Fácil Mantenimiento: esta máquina es fácil de limpiar y mantener debido a su diseño. No se necesitan engrases semanales de rodamientos.

Orificios de Mayor Diámetro: el Evaporador 420B de SMI permite el pasaje de partículas de hasta 3/16″ (5 mm) de diámetro. Esto elimina la necesidad del prefiltrado, limpieza de filtros y los problemas de boquillas obturadas.

Operación Simple: el Evaporador 420B de SMI puede ser operado en posición vertical o diagonal sobre la pileta elevando o haciendo descender el brazo manualmente. Esta máquina puede ser operada bajo cualquier condición de viento y no es sensible a la retroalimentación.

Condiciones de Trabajo Extremas: el diseño del Evaporador 420B de SMI, ha evolucionado a partir de 20 años de experiencia en aplicaciones industriales y condiciones extremas. Esta máquina puede ser usada todo el año entre los -20°F y 140°F (-28°C y 60°C). Inclusive a temperaturas muy bajas igual se obtienen los beneficios del proceso de congelamiento y cristalización.

Opciones: para aplicaciones con aguas ácidas o alcalinas, SMI ofrece la versión mejorada con una capa de protección resistente en el brazo, la plataforma y el marco de base. Alternativamente, el brazo puede ser fabricado con acero inoxidable.

Evaporator